BUSCADOR

sábado, 21 de julio de 2007

El error de la revista Time


ISTANBUL (Noticia publicada en el diario Turkish Daily News)

La revista Time colocó en su portada de la edición de la semana pasada la foto de una chica turca llevando un pañuelo islámico, titulándolo "El Dilema de Turquía", causando controversia no sólo entre los expertos y la revista, sino originando también la reacción de Mine Karakaş, la chica de la portada.
El artículo, titulado "La Gran División de Turquía" y escrito por Andrew Purvis, subrayaba las disparidades entre los "secularistas" y los "islamistas" en Turquía proporcionando instantáneas de sus vidas diarias.

Mine Karakaş encontró el título desconcertante. "No existe la tal ‘gran división' que se proclama, yo tengo muchas amigas y miembros de familia que no llevan un pañuelo", comentaba Karakaş en una entrevista con el diario Turkish Daily News. A ella se le pidió hacer una entrevista acerca de chicas sacadas de la universidad por llevar pañuelo islámico, pero lo que dijo apareció en un contexto completamente diferente.

Turkish Daily News intentó repetidamente contactar con Michaelle Elliott, el editor internacional de la Revista Time, para conocer su punto de vista sobre la cuestión, pero sin ningún resultado.

Hay que mirar en más sitios

Los expertos han subrayado que la imagen de una división política representada por un pañuelo islámico es sólo superficial, añadiendo que el análisis de Time no dió realmente con la cuestión principal. La verdadera división es entre aquellos que exaltan el tipo de laicismo francés, que deniega toda referencia a la religión en la vida pública, y otros que buscan alcanzar el secularismo anglosajón, que es más permisivo hacia las expresiones de los diferentes sistemas de creencias, resaltó el Doctor Ali Murat Yel, jefe del departamento de sociología de la Universidad Fatih. "La gente de habla inglesa es propensa a pensar que muchas personas quieren un estado islámico en Turquía, pero incluso los musulmanes más religiosos no desean nada semejante a tal cosa. Sin embargo, los extranjeros normalmente contactan con los partidarios del tipo de laicismo francés, y forman sus opiniones sobre Turquía según ellos", explicó Murat Yel.

Otros han criticado "la explotación de las mujeres en las batallas políticas entre los hombres". "Las verdaderas divisiones en la sociedad turca están fraguadas a lo largo de las líneas económicas, el pañuelo islámico es simplemente un símbolo en las confrontaciones políticas", dijo Füsun Özbilgen, periodista y profesor del Departamento de Comunicaciones en la Universidad de Galatasaray. Los hombres se acusan entre ellos de "cubrir" o "no cubrir" a las mujeres usándolas así como meros objetos, según Özbilgen, que mantiene que las mujeres que llevan mini falda y aquellas que llevan pañuelo islámico se llevan perfectamente bien. "Para los periodistas occidentales el pañuelo es la cosa más exótica que llama la atención. Tras el 11 de septiembre el periodismo se centra excesivamente en el Islam, y eso lleva a los lectores occidentales a generalizaciones erróneas sobre países como Turquía", comentó Özbilgen.

Las diferencias de clase constituyen las principales líneas de separación en la sociedad turca, dijo Can Paker, presidente de la Junta de Directores de la Fundación de Estudios Económicos y Sociales de Turquía (TESEV), añadiendo que los medios de comunicación occidentales carecen de una mirada sociológica y malinterpretan la estructura de la sociedad turca. "El noventa por ciento de los ‘secularistas' y los ‘islamistas' se llevan perfectamente bien, las verdaderas diferencias están basadas en la clase social. Creo que deberíamos volver a enseñarles sociología marxista, la ‘Gran División' es todo un misterio", señaló Can Paker.
LINKS RELACIONADOS:
EN ESTE BLOG:

4 comentarios:

Marta Salazar dijo...

oh, los periodistas extranjeros!

sean norteamericanos o europeos... es siempre lo mismo: parciales, tendenciosos y sus interpretaciones son... fáciles, porque son incapaces de llegar al fondo del asunto.

Un abrazo Pablo y gracias por este artículo y todos los demás!

Pablo dijo...

La primera vez que visité Turquía, curioso pero ignorante, me fui allí cargado con todas las ideas y tópicos absurdos que habitualmente se destilan en los medios occidentales al hablar de la sociedad turca... Tuve que ir allí para poder conocer que ni todas las mujeres turcas llevan pañuelo, ni hay una clase laica elitista y dominante sobre una mayoría de población islámica, ni hay una confrontación entre "laicos" e "islamistas" (quisiera saber yo qué criterios usan los periodistas occidentales para distinguirlos......), ni las mujeres viajan separadas de los hombres, ni resulta un escándalo ver a una chica vestida con tirantes y falda... en fin, ni tantas ideas preconcebidas que llevan años y años y años repitiéndose, sin que a nadie le importe que se siga haciendo, y que a fuerza de repetirse acabamos creyéndonoslas.

Yo he tenido esa suerte, y he visitado el país más veces después, y he podido comprobar cuanto desconocemos de Turquía... Pero aun hoy me entristezco cuando conozco a algún turista europeo que acude al país con los mismos prejuicios, que aun cuando llega y ve que la realidad que aquí existe es otra se niega a creerla y se repite "bueno...será porque esto es Estambul...será porque esto es Ankara...", esperando ver en otras partes quizá mujeres sumisas y enlutadas o gente rezando cinco veces al día en las calles...

Y lo más triste es pensar que a todo eso contribuyen -y siguen haciéndolo sin remordimiento- aquellos que tienen la responsabilidad de informar a toda la sociedad... Y que han olvidado la semejante importancia que tal deber tiene para ser un eco de su propia ignorancia...

En base a esa información, a esas ideas que se transmiten, las sociedades toman decisiones. Y llenos estamos de ejemplos de que esas ideas que tenemos en Occidente son cuando menos bastante borrosas. Quizás si fueramos al fin conscientes de ello, comenzaríamos a entender porque en tantos países musulmanes el recelo hacia Occidente está tan extendido. Y quizá entonces podríamos hacer algo -algo realmente útil- para remediarlo.

Marta Salazar dijo...

te entiendo y te encuentro toda la razón. Acabo de escribir un artículo recomendando tu blog en mi blog. Te doy gracias por tu trabajo y ojalá nos puedas informar acerca del resultado de las elecciones y todo el quehacer post-electoral.

si alguien quiere mujeres sumisas... yo le puedo decir donde están... muy en el corazón de Europa. Saludos Pablo!

Javier Estrada dijo...

Hola Pablo:

Te felicito por tu blog, que está muy completo e interesante. Tuve la fortuna de encontrarlo mientras buscaba información sobre el conflicto cultural entre Oriente y Occidente en la web.

Hace unas semanas una prima visitó Istambul y quedó fascinada. Como bien lo comentabas, llevaba consigo los prejuicios que todo occidental promedio aprende de cadenas de televisión como CNN o Fox News. Unos días fueron suficientes para aprender que no todo Medio Oriente equivale al Islam radical.

Te comento que soy estudiante de Periodismo y que hace unos días empecé a escribir en un blog, el cual nombré labibliotecadebabilonia.blogspot.com para, de cierta forma, reivindicar el esplendor y la importancia del Medio Oriente antiguo en mi país: México. Te invito a que lo conozcas.

Coincido con algunas opiniones de tus visitantes; en mi carrera abundan los que, por presiones organizacionales o por falta de tiempo e información, tergiversan una historia para obtener más atención del público. Yo abogo por el periodismo de calidad y no por el yugo del rating.

Estamos en contacto. Te añadí en mis favortios. ¡Saludos!

P.D. También tengo otro blog, menos serio y más relajado en el que trato temas periodísticos: manualdeldistraido.blogspot.com

Etiquetas

Abdullah Gül accidente Adana Afganistán Ağrı Ahmet Davutoğlu Akın Özçer AKP Alemania alevismo Ali Ağca Alianza de Civilizaciones Anatolia Ankara Antakya Antalya Ararat Armenia arqueología Aşk-ı Memnu Atatürk Barcelona Bizancio blog Bodrum Bósforo Bosnia Brasil Bursa Çanakkale Capadocia Chile Chipre CHP cine circasianos clima cocina turca Constitución cristianos cultura David Cameron Davos Demre Deniz Baykal deportes Diyarbakır economía Éfeso Egemen Bağış Egipto ejército turco Elazığ elecciones Erdoğan Erzurum España Estados Unidos Estambul Eurovisión F1 Fethiye FMI Francia fútbol G-20 Gálata Gallipoli GANETU gatos genocidio gitanos Göbeklitepe golpe de estado Grecia Haití Hakkari Hamam Hasankeyf Holanda hoteles Hrant Dink huelga iglesia incendio Internet Irak Irán Islam Israel İstiklal Italia İzmir İznik Japón Jennifer López Joan Clos judíos Karabaj Kayseri kebap kurdos laicismo laz Libia Madrid maNga Mar Negro Mardin Mármara Mavi Marmara Media Luna Roja Turca medioambiente Mersin Mevlana mezquita mujeres museos música Nemrut Dağı Nevruz nuclear Nueva York Obama Occidente ONU Orhan Pamuk Oriente Medio OTAN otomanos Papa parlamento partidos políticos periodismo PKK Polonia Quíos Ramadán récord Reino Unido religión Rize Roma Rusia San Nicolás Şanlıurfa Santa Sofía simit sindicatos Siria Sivas Somalia Suecia sufismo Tarkan televisión terremoto terrorismo Trabzon Tribunal Constitucional TRT Túnez turcos turismo Turkish Airlines UAM UNESCO Unión Europea Van velo visado YouTube Zapatero Zonguldak